Divisas y Metales: Cotizaciones 2005-2015

El casino monetario global del corporativismo monopólico siguió apostando en 2015 al fortalecimiento del dólar primor-dialmente y ahora a un repunte del yen. De las cuatro divisas que integran la canasta del DEG (Derecho especial de giro; unidad de cuenta del FMI, a la cual se incorpora el yuan a partir del 1 de octubre de 2016), el dólar ganó 4.35% en el año y el yen 4.36; y en contrapartida, el euro perdió -6.66% y la libra -0.74.

En retrospectiva quinquenal, en el primer trimestre de 2011 se requerían 1.59 dólares para ad-quirir un DEG y en el cuarto trimestre de 2015 sólo 1.39; así mismo, la libra pasó de 0.99 por DEG a 0.94. A la inversa, en 2011-I se requerían 1.12 euros por un DEG y en 2015-IV 1.27; y en el caso del yen, hace cinco años se requerían 131.80 por un DEG y ahora 167.12 (Gráfico 1)


En retrospectiva quinquenal, en el primer trimestre de 2011 se requerían 1.59 dólares para ad-quirir un DEG y en el cuarto trimestre de 2015 sólo 1.39; así mismo, la libra pasó de 0.99 por DEG a 0.94. A la inversa, en 2011-I se requerían 1.12 euros por un DEG y en 2015-IV 1.27; y en el caso del yen, hace cinco años se requerían 131.80 por un DEG y ahora 167.12 

Paridades vs dólar
En 2015 prácticamente todas las monedas del mundo – salvo casos como el yen que ganó 0.12% – se devaluaron frente al dólar: el euro perdió -10.33%, la libra -5.06, el yuan -6.09, la ru-pia -4.73 y el rublo -29.68; y en América Latina, el peso chileno perdió -16.46%, el mexicano -17.06, el real brasileño -47.01 y el peso argentino -52.07 (Gráfico 2)


Cada devaluación ante el dólar tienen sus propias causas y efectos, pero dos elementos son claros: a) todas las economías que devaluaron frente al dólar mejoraron su competitividad comercial ante Estados Unidos, destacando los casos de Europa (zona euro), China y el Reino Unido; y b) en un futuro no lejano los enormes flujos de capital especulativo ocioso que ahora determinan los tipos de cambio (billones de dólares improductivos en corridas secuenciales para obtener altas ganancias cambiarias) se alejarán del dólar para "fortalecer" otras monedas. Este último elemento es uno de los efectos más perniciosos y destructivos del modelo especulativo desregulado vigente. 

El peso
Con datos del Banco de México, el peso se devaluó frente al dólar -17.01% en 2015, con el euro -4.85, la libra -11.09, y el yen -16.03  (Gráfico 3)


En la última década el peso se devaluó -62.20% con el dólar, -59.05 con el yen, -49.75 con el euro, y -39.59 con la libra. 

Oro y plata
De los metales otrora monetarios – expulsados del FMI y desmonetizados oficialmente en los 70s, pero aun con cierto uso en reservas, como refugio (cada vez menos seguro) y especulación a largo plazo – el oro y la plata cumplieron en 2015 tres años de caída libre. (Gráfico 4)


El oro, que llegó a 1,667 dls por onza en 2012, cerró en 1,060 en 2015; la plata que en 2012 valía 36.16 dls por onza cerró 2015 en 13.82. 


También perdedores contra el dólar, en 2015 el oro se devaluó -12.1% y la plata -13.5